• SELLO DE CALIDAD DE FUNDACIÓN CHILE

    NUESTRO COLEGIO OBTIENE CERTIFICACIÓN EN GESTIÓN Y LIDERAZGO ESCOLAR DE. FUNDACIÓN CHILE.

      Certificación de calidad escolar

     La Certificación de Calidad Escolar de Fundación Chile es un proceso técnico de evaluación y juicio externo de las operaciones y logros de la gestión escolar, basado en estándares en el marco de un modelo procesal de calidad, mediante la aplicación de procedimientos de autoevaluación, evaluación y certificación, con la participación de evaluadores externos, de acuerdo a criterios y procedimientos objetivos y públicos.

    Se basa en un modelo desarrollado y contextualizado para establecimientos de nuestro país, en el que se consideran las variables y dimensiones claves que caracterizan una gestión de calidad.

    La obtención de la certificación implica contar con un “sello de calidad”, otorgado al establecimiento educacional que cumpla con las exigencias establecidas.

    Quiénes pueden postular?

     Todos los establecimientos escolares: escuelas y liceos municipales, escuelas y liceos particulares subvencionadas, establecimientos particulares pagados, humanista científicos o técnico profesionales, reconocidos oficialmente por el Ministerio de Educación.

     Vigencia

    La vigencia de la certificación será de 3 años. Una vez cumplido este plazo, el establecimiento deberá repostular a la certificación, para mantener su actualización y validez.

    Sin perjuicio de lo anterior, el Consejo podrá otorgar la certificación por un período inferior, dados los antecedentes e informes debidamente ponderados.

     

     Pasos para la Certificación

    esquema

    Ventajas de la evaluación externa y certificación

     

    • Se aplican procesos evaluativos comparables y significativos: ello permite a la comunidad educativa conocer las fortalezas, debilidades u omisiones basados en evidencias y, a partir de esta información, iniciar o potenciar el mejoramiento institucional. Los procesos evaluativos son aplicados por un equipo de profesionales de primer nivel, que dan garantía de la calidad del proceso, el cual es avalado por el Consejo Nacional de Certificación.

     

    • Garantiza la calidad y el mejoramiento de los procesos y resultados escolares: en tanto la evaluación de la gestión genera un movimiento organizacional que desencadena cambios y promueve la disposición hacia la mejora. En los establecimientos que alcanzan los estándares, la certificación garantiza que los procesos y resultados reúnan ciertas características esperadas. En aquellas que no los alcanzan, la evaluación ha contribuido a identificar cuáles son las variables e interacciones claves para mejorar la efectividad escolar.

    • Fortalece las capacidades de aprendizaje y mejoramiento institucional: en tanto las organizaciones desarrollan la capacidad de aprender de sí mismas, puesto que están dispuestas a revisarse y a ser revisadas, identificando fortalezas, debilidades y ausencias. La certificación despliega un proceso de preguntas sucesivas sobre los criterios y prácticas de gestión vigentes, y el estándar actúa como criterio de contraste entre lo observado y lo no observado.

    • Potencia el liderazgo de la dirección: clarificando y fortaleciendo su sentido de misión, conociendo nueva información del establecimiento y brindando una visión más amplia, que facilita el diseño de los desafíos y metas institucionales.

    • Alumnos, padres y profesores refuerzan su identidad con la escuela: al participar en el proceso, se genera en estos estamentos un fuerte grado de identificación, sentido de pertenencia y participación; a la vez permite definir el grado de contribución y responsabilidades de cada cual en el mejoramiento institucional.

    • El equipo directivo y el personal docente se perfeccionan en las nuevas tendencias de la educación: particularmente en el área de la gestión de calidad, realizando así una “capacitación en la acción”.

    • Facilita el acceso a la postulación y adjudicación a proyectos de desarrollo: ya que al haber certificado su calidad, el establecimiento tendrá mayores posibilidades de acceder a recursos y apoyos para potenciar su crecimiento institucional.

    • Permite que la institución, en forma libre y voluntaria, acceda al apoyo de la “red de consultores en gestión escolar”: quienes pueden apoyar los procesos institucionales para facilitar las condiciones para que el establecimiento se presente a la certificación.

    Vicerrectoría Académica